Venid y conversemos,
quien habla no está muerto,
mas se agitan ya llamas
junto a nuestra penuria. Venid, “azul” digamos;
venid, digamos “rojo”,
oímos, escuchamos, miramos,
quien habla no está muerto. Tú solo en tu desierto,
en el espanto de… ... Leer completo ...
Me colmas como la sangre en la herida fresca
derramándote en su oscura huella,
te extiendes como la noche en esa hora
en que el prado se tiñe de sombras,
floreces como rosas en todos los jardines,
tú, soledad de… ... Leer completo ...
Tienes que sumergirte, que aprender,
unas veces es dicha, otras oprobio,
no te rindas, no debes alejarte
cuando a la hora se le fue la luz. Aguantar, aguardar, estando hundido,
desbordado unas veces, otras mudo,
es una ley extraña, no… ... Leer completo ...
Sepárate ahora de la fila
de las mujeres que llenan de flores el país entero,
sales, llevas la consagración
de los llamados a lo alto al fuego del amor.
Sepárate de la estirpe y de los tiempos,
de ancestros, pueblos,… ... Leer completo ...
Toma en lo hondo de ti la campanita china
y cuando llegue la lila, mezcla ésta también
con tu sangre, tu dicha y tu miseria,
con el oscuro fondo del que dependes. Lentos días. Todo superado.
Y no preguntas si… ... Leer completo ...
Página 1 de 4,155

123...102030...Ultima »
Búsqueda personalizada

Poemas