El ahorcado - Poema de Ángel García Aller . Encuentra y comparte los poemas de Ángel García Aller Tenemos cientos de poemas de familia, religiosos, para enamorados de amor , de amistad , infantiles, todos por autor. Sigue disfrutando de este/a Poeta con alguno de sus otros poemas: Carta a Esteban Carro, amigo, en esta ausencia - Cuando toda la casa se derrumba - El hombre, la palabra y el recuerdo - El viejo Clochard - Posdata para prevenir la noche - Quevedo - Tercer gesto -




Poema del Autor/a: Ángel García Aller


Nombre del Poema: El ahorcado


“Aun muerto sin embargo
el brillo de sus ojos,
decían, revelaba
una incurable soledad”
(Alfonso Costafreda)

Cayó
como del aire la sentencia
y al ahorcado, entretanto, le brotaban
innumerables flores, innumerables
auroras boreales por el cuerpo.

Uno
tras otro, le acusamos
de extrañas maldiciones, de haber visto
con sus propios ojos más allá
de los límites legales,
de haber dicho
que el hombre se compone solamente
de incurable soledad y añadiduras.

Se sabe
que soñaba cada noche con los muertos
que nunca conoció, que provocaba
descaradamente a la lujuria
recitando versos a los pájaros
y que apenas en vida fue capaz
de levantar un cierto testimonio.

Ítem más,
señores jueces, se supone
que vivía vulgarmente del recuerdo,
que era un hombre de hechos constatados,
sin hazañas que merezcan referirse.

Por todo
lo cual solicitamos
que no ofenda con el brillo de sus ojos.



December 20th, 2012

Poemas y Poetas




Autores


El ahorcado - Poema de Alfonso Alcalde . Encuentra y comparte los poemas de Alfonso Alcalde Tenemos cientos de poemas de familia, religiosos, para enamorados de amor , de amistad , infantiles, todos por autor. Sigue disfrutando de este/a Poeta con alguno de sus otros poemas: Autoretrato No 1 - Habíamos nacido el uno para el otro - Marilyn Monroe que estás en el cielo - Salmo del progenitor -




Poema del Autor/a: Alfonso Alcalde


Nombre del Poema: El ahorcado


Hoy un hombre se subió a un árbol
y el árbol bajó por el hombre.
El ascendió por los frutos,
las hojas bajaron por sus ojos.
El hombre levantó las ramas.
La sombra quedó colgando
en un atado de pájaros
esperando más cargamento,
otras identificaciones,
nuevos espejos,
más coloquio.
No ese significativo
trepar y meterse en la corteza
y luego seguir esperando el otoño
con la lengua afuera.



May 8th, 2012

Poemas y Poetas




Autores


Comentarios

Nombre (required)

Email (required)

Website

Escribe tu comentario

Comment moderation is enabled. Your comment may take some time to appear.

Búsqueda personalizada

Poemas