El castillo - Poema de Noni Benegas . Encuentra y comparte los poemas de Noni Benegas Tenemos cientos de poemas de familia, religiosos, para enamorados de amor , de amistad , infantiles, todos por autor. Sigue disfrutando de este/a Poeta con alguno de sus otros poemas: Cajas destempladas... - El lenguaje - Interrupciones - La casa - La melancolía - Los hilos dorados de la imaginación colectiva - Oficio de vivir -




Poema del Autor/a: Noni Benegas


Nombre del Poema: El castillo


Lo poco que sé se oculta con un disfraz que
le regalaron a mi madre hace infinitos años
y que provenía de Siam Me presenté a la
fiesta con él y pronto descubrí lo raído y miserable
que era Se pensó que en ello residía
el estilo (siempre que no se distingue el estilo
se lo supone inmenso puesto que no se ve)
Pero yo sabía que era prestado
aunque un recuerdo muy vago de quién era
ella me impedía reconocerlo como ajeno
El Castillo

se vendía de pie se enajenaban objetos preciosos
que la gente no alcanzaba a pagar ni tampoco
deseaba Por esto es seguro que aún hoy
permanece como entonces erguido y soberbio

con la remota intención de entrar en subasta
pero sólo para verificar el deseo de quienes pasan



November 13th, 2017

Poemas y Poetas




Autores


EL CASTILLO - Poema de Marilina Rebora . Encuentra y comparte los poemas de Marilina Rebora Tenemos cientos de poemas de familia, religiosos, para enamorados de amor , de amistad , infantiles, todos por autor. Sigue disfrutando de este/a Poeta con alguno de sus otros poemas: EL ALMA ACORAZADA - EL ANTIGUO JARDÍN - EL BURRITO GLORIOSO - EL CRISTO DE DALÍ - EL MENSAJE PERDIDO - EL MUÑECO ROTO - EL MUÑECO - EL NIÑO DORMIDO -




Poema del Autor/a: Marilina Rebora


Nombre del Poema: EL CASTILLO


Un castillo de arena. Lleno el foso de espuma,
subterráneos cruzándose en unión con el mar,
portal de caracoles, en la cresta una pluma
que acaso una gaviota dejara al revolar.

Moldes por centinelas en muralla alineados
circuyen tal alcázar, diseño en redondel,
y a través de los túneles, torcida por dos lados,
pronta ya para el fuego, la mecha de papel.

El hábil constructor —que es un niño pequeño—
enciende de la tira el extremo que asoma,
a la espera que brote el humo, por instantes.
Tras lo cual dando brincos continúa la broma
y entre risas exclama: —¡Adiós, castillo y dueño!
¡Yo me voy a las olas, a saltarlas como antes!—



June 30th, 2017

Poemas y Poetas




Autores


Comentarios

Nombre (required)

Email (required)

Website

Escribe tu comentario

Comment moderation is enabled. Your comment may take some time to appear.

Búsqueda personalizada

Poemas